Prepara tu coche para ir a la nieve

1- Neumáticos de inierno o cadenas.

 El neumático es el elemento del coche en contacto con el asfalto y de ellos depende nuestra seguridad. Si vives en lugares muy fríos o habituales a la nieve es recomendable que lleves neumáticos de invierno en tu vehículo pero, de no ser así, ten la precaución de llevar cadenas si la previsión es de nevadas.

2- Comprueba el líquido anticongelante.

 La función del refrigerante es mantener la temperatura del motor y evitar el sobrecalentamiento y la congelación. Por eso es imprescindible comprobar su nivel antes de salir. También puedes llevar una lata extra por si se acabara.

3- Revisar limpiaparabrisas y su líquido.

En invierno, y más en las montañas, se reduce la visibilidad. Así que es esencial que el limpiaparabrisas funcione correctamente. Para combatir las heladas, es más seguro usar un líquido anticongelante en lugar de un líquido convencional. puedes dejar tu coche al aire libre sin temor a que se congele.