3 consejos para cuidar tu coche en otoño.

1- Comprueba el limpiaparabrisas

Las altas temperaturas de verano, junto con el sol, pueden dañar la goma del limpiaparabrisas y todos sabemos que otoño es sinónimo de fuertes lluvias.
Por tanto, si el limpiaparabrisas lo tienes en mal estado, la lluvia quitará la visión que puedas tener de la carretera y las probabilidades de accidente aumentarán.

2- ¡Observa bien donde aparcas!

Dejar tu coche en cualquier sitio en esta época del año puede ser una acción de alto riesgo.
Es importante no aparcarlo debajo de árboles, ya que los vientos y las lluvias torrenciales pueden dejarlos en mal estado y caerse encima. Además las hojas de los árboles pueden quedarse en los huecos del coche, generando el él ciertos fallos.

3- ¿Neumáticos en óptimas condiciones

La revisión de los neumáticos es indispensable. El calor del asfalto y las altas temperaturas del verano pueden dañar el dibujo de los neumáticos y provocar un desgaste prematuro.
¡Comprueba que tus ruedas están en perfecto estado!
Y, por supuesto, no te olvides también de revisar la presión.